Certificado de instalación de gas

  • por

El certificado de la instalación del gas es el documento acreditativo de que la instalación de gas de la vivienda cumple con la normativa.

Certificado de instalación de gas

¿Qué es el certificado de instalación de gas?

Un certificado de instalación o boletín de gas es un documento necesario para realizar trámites relacionados con el suministro de cualquier gas: gas natural, butano o propano. Es el documento oficial de que la instalación está en perfectas condiciones para recibir gas. También conocido como modelo IRG-3, este es el modelo que deben llenar los instaladores.

En el caso de comunidades colindantes, en el momento de la instalación se entregará un certificado de instalación receptora pública (IRC) y será necesario registrar el gas en cada instalación receptora individual (IRI) derivada de la misma. .

Este certificado es requerido para los distribuidores de gas o vendedores de gas en la región cuando:

  • Dar de alta el gas natural en viviendas de nueva construcción
  • Reactivar el suministro de gas en tu hogar después de 2 años de inactividad
  • Realizar cualquier modificación en la instalación o sus componentes, tales como calderas, calentadores, etc
  • Cambiar la tarifa de contrato
  • Cambiar de comercializadora de gas natural

Los certificados de instalación pueden ser emitidos por distribuidores de gas natural y empresas instaladoras autorizadas.

En cualquier caso, el técnico que realice esta operación deberá ser instalador de gas autorizado por el certificado RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios), carné profesional que deberá ser presentado al usuario durante las visitas al inmueble.

Como instalador autorizado, tendrás los conocimientos teóricos y prácticos necesarios de la industria del gas para gestionar con la máxima seguridad y eficacia.

Independientemente de quién lo envió, los distribuidores deben verificar que se haya ejecutado correctamente y que, con las garantías necesarias, podría paralizar la activación del punto de suministro.

Finalmente, el instalador registrará el certificado de instalación en la Dirección General de Industria de la respectiva comunidad autónoma, que lo sellará y devolverá dos copias al instalador y al proveedor.

La empresa instaladora de gas está obligada a prestar una garantía de cuatro años contra cualquier defecto, ya sea por malas prácticas en la instalación y las consecuencias que de ello se deriven.

Durante las inspecciones, los instaladores y distribuidores comprueban que la instalación cumple con las normas y que el gas llegue correctamente a todos los equipos necesarios.

Por lo tanto, la instalación se puede dividir en:

  • Favorable: En este caso, el tiempo estimado para recibir el certificado es de aproximadamente 7 días naturales.
  • Desfavorable: Puede haber dos grados:
    • Anomalía principal: Si no se puede corregir automáticamente, dará lugar a la interrupción del suministro de gas, debiendo el propietario contratar a un instalador para solucionarlo.
    • Anomalías secundarias: Los técnicos autorizados disponen de 15 días naturales para corregir la anomalía sin cortar el suministro.

Para solicitar un certificado de instalación, debe pagar:

Las tasas administrativas, asignadas a los concesionarios, son fijadas por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

El coste de la inspección técnica, a cargo del responsable de la inspección: el concesionario o el instalador oficial.

No existe un precio exacto para un certificado, ya que depende del tipo de instalación y de las características de la vivienda, así como de la empresa instaladora que la haya realizado.

El precio de emisión del primer certificado suele oscilar entre 90 y 150 euros, pero en el caso de comunidades de vecinos o establecimientos comerciales puede superar los 200 euros. En el caso de revisar la instalación y emitir un nuevo certificado, su precio partirá de 120 euros.

Aun así, el precio máximo puede ser fijado por la autoridad competente de la comunidad autónoma.

Una vez finalizados los trabajos de instalación en el inmueble, el técnico entregará un certificado que contendrá la siguiente información:

  • Dirección de la instalación.
  • Datos de la empresa instaladora.
  • Datos de instaladores autorizados.
  • Declarar que la unidad está en buenas condiciones y capaz de recibir un suministro de gas en cumplimiento con RITE.
  • Datos técnicos de instalación:
  • Boceto para una instalación separada.
  • Elemento conectado a una instalación, como un contador o una caldera.
  • Resultados de las pruebas de seguridad y eficiencia: presión, estanqueidad, estanqueidad, etc.